Home / Educación / Tener que sufrir la falta de respeto…

Tener que sufrir la falta de respeto…

 

amatasunEsta vez os voy a contar una experiencia que tuvimos en el centro de salud. Hace algunos meses recibí una llamada de la Ikastola de mi hijo, hacia las 4 de la tarde. Era el tutor de mi hijo y me decía que fuera al centro de salud lo antes posible. Mi hijo se cayó cuando estaba jugando en clase y se había hecho una herida en la cabeza. La herida era bastante profunda y por ello el medico había decidido que había que coser y el tutor se puso en contacto conmigo.

Como el accidente ocurrió a la tarde, no había pediatras en el centro de salud y les atendió un médico de medicina general. Cuando llegue, me encontré a mi hijo en una sala, tumbado boca abajo, tapado hasta los pies (menos la parte de la cabeza donde tenía la herida), su tutor, el médico y la enfermera. Al entrar a la sala no dije nada, ya que sabía que si lo hacia mi hijo se movería al escuchar mi voz.

Estaban a punto de empezar a coser. El medico intentaba meter la aguja pero cada vez que lo hacia se le salía. Hizo muchas intentonas, para no dar ni un punto. Mi hijo empezó a gritar “Ama, ama!! quiero estar con mi amatxo” y el tutor le dijo que yo estaba ahí. Mi hijo quería estar conmigo (¡¡Como es normal!!) e intente cogerlo. La enfermera y el médico le estaban agarrando, ya que era ‘muy importante’ que no se moviera, que estuviera boca abajo. Yo les pedí que me dejaran abrazarlo, que era normal que empezará a llorar y que el quisiera abrazarme. Mi hijo se puso como loco al darse cuenta que no me dejaban cogerle y tanto el médico como la enfermera le dejaron sentarse. Yo le cogí en brazos y empezó a llorar desconsoladamente.

 

A partir de ese momento el médico empezó a decir que la madre tendría que salir de esa sala, hablando en tercera persona, como si yo no estuviera ahí.

Yo le dije que no me iba a mover de la sala, que si lo hacia mi hijo se pondría mucho peor. Me pidió que pusiera a mi hijo en la postura anterior. Mejor dicho me lo exigió. Y mi hijo me decía una y otra vez que no quería, que el quería estar sentado. Como el médico no hablaba euskera y mi hijo no entendía el castellano, le tenía que traducir lo que me decía mi hijo. Le dije que el quería estar sentado y el médico me dijo que eso era imposible. ¿¡¡POR QUE!!? Posiblemente porque su vista no era muy buena y porque estaba teniendo problemas para coser. Le hizo entrar a una mujer que estaba esperando en el corredor para que sujetara a i hijo y lo mantuviera boca abajo. Mi hijo seguía gritando una y otravez que quería estar sentado sobre mi regazo, pero el médico no le entendía y lo que es más vergonzoso aún, no les hacia caso a sus peticiones ni necesidades.

 

“Rápido, rápido, que no vamos a pasar toda la tarde para dar 4 puntos, que también hay otras urgencias”

“Ayer tuve que coser 80 puntos en la cara a una niña, y ni se movió ”

“El niño a estado bien hasta que a venido la madre, que salga”

“No te quejes que no te puedo hacer daño”, mientras intentaba, sin éxito, darle puntadas en la cabeza.

“Amatxo suéltame, me haces daño”, me decía mi hijo.

 “Perdóname, pero hasta que el médico te de los puntos no puedo soltarte”

“No hay otra opción”, le decía a mi hijo.

 

Costó, pero al final le dio los 4 puntos y por fin pudimos salir de esa consulta. Salí llorando del centro de salud con mi hijo en brazos. Mi hijo se estaba quedando dormido por el cansancio que le había producido el sufrimiento de este mal trago.

Pasé varias semanas enfadada con el centro de salud y conmigo misma. Con el centro de salud por tratar tan mal a las personas, y conmigo porque aunque le dije a mi hijo que no había otra alternativa, yo ya sé que lo hay. La otra alternativa sería el RESPETO. Prácticas como estas deberían de estar prohibidas.

 

Jone Areta Urrestaratzu

 

Sobre TTiKLiK!

5 comentarios

  1. Buf! ikaragarria, oilo ipurdia jarri dit bizipen honek… Egin zenuela imaginatzen dut, baina nik gero haurrarekin luzez hitz egingo nuke gertatutakoari buruz.
    Guk 3tan joan behar izan gara larrialdietara Iruñean eta egian esan oso ongi egon gara. Izan dugun arazo bakarra edoskitzearekin izan da, gure alabak 21 hilabete ditu eta titia hartzen du, larrialdietan titian egon nahi zuen denbora guztian eta jende guztiaren aurrean “baina, haur hau ez da haundiegia oraindik titian egoteko????” eta “Zer??? oraindik titia hartzen du??” behin eta berriz entzun behar izan genuen herizainen ahotan…

  2. duela 3 aste pediatrarenean 2 urteko rebisioa izan genuen. Erizainak oizko gauzak egin ondoren pediatra (berria) etorri zen haurra exploratzera. bere gauzak egiten hasi zen ez haurrari eta ez neri ezer komentatu gabe, besoak gora, hankak ikutu…ta nola ez haurra geroz ta urduriago ta nik “plana”ikusita behin eta berriz esaten nion esateko zer egin nahi zion haurrari eta haurrari eskatzeko nola jartzea nahi zuen berak papin baten moduan manejatu beharrean…eta berak kasurik ez azkenerako haurra oso urduri eta pediatra indarra erabiltzen eta noski egoera gelditu nuen!-haurrari min egiten ari zara, behin eta berriz esan dizut esateko ze posturetan behar duzun haurra jartzea eta zer egingo diozun, indarra erabiltzea beharrezkoa iruditzen zaizu?jarrera lotsagarria…
    orain damu naiz momentu hartan haurra hartu eta handik atera ez izanaz zeren niri egin balida…baina haurra lasaitu egoera azaldu eta aukera bat eman nion andreari…- esango diguzu zer egitea nahi duzun???-esan eta egin- ikusten? gauzak ez al dira errezago horrela???- nere esperantza da behintzat experientzia hartatik berak zerbait ikastea, argi daukat urrengoan berriz horrelako zerbait gertatzen bada haurra hartu, joan eta kexa bat jarriko dudala. heldu bat horrela tratatuko al luke?utziko al genioke? ezin dugu onartu gure seme alabak horrela tratatzea. Damu naiz kexa ez jartzeaz, uste dut jarrera hauek aldatzeko era bakarra izan daitekela!

  3. Mila esker Maitane eta Mai, pila eskertzen ditugu zuen iruzkinak.

    Gure pediatrak beti esaten digu, sistema aldatu behar duzuenak zuek zarete, kanpotik kexak jarri, baina ez bakar batek bakarrik, taldean joan behar garela…berak barrutik indarra egiten duela baino ez dela nahikoa. Baina gero guk ere ez dugu egiten.

    Denon artean indarra egiten hasi behar gara. Poliki-poliki sistema aldatzea nahi badugu. Aurrera ordez atzeraka goaz eta!

    TTiKLiK! taldea

  4. Kaixo Maitane eta Mai,

    semearekin behin baino gehiagotan gertatutakoaren inguruan hitz egin dut naturaltasun osoz. Semea hartu eta kontsultatik ateratzea ere burutik pasa zitzaidan, baina ez zen errebisio bat. Burua irekia zuen eta zauria itxi/ josi behar zen. Honengatik irentsi behar izan nuen irentsi nuen guztia.
    Esperientzia zuekin konpartitzea erabaki nuen, modu honetan horrelkorik inork berriro jasan behar ez izaten lagunduko nuela pentsatu nuelako. Errebisietan ez dut inongo arazorik izan, beti ere errespetuz tratatu dute haurra eta gure iritzia ere errespetatu dute, nahiz eta beti gure iritziarekin ados ez egon.
    Mila esker zuen ekarpenengatik!

  5. Mila esker zuri Jone, hau gurekin elkarbanatzeagatik.

    TTiKLiK! taldea

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 1 = tres

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>