Maternidad

El estrés causa perdida de la memoria y la agilidad mental

 

Desde que soy madre, no se si es por el estrés, el cansancio…pero he notado que tengo muy poca memoria. Hace no mucho podía recordad cualquier fecha, número, lista de la compra…no era necesario repetírmelo dos veces para que yo lo recordara.

Hoy en cambio, vuelvo a casa con la mitad de las compras sin hacer; mi capacidad de concentración está al mínimo. Me he convertido en una persona muy despistada…

Lo último ocurrió hace 2 días: al sacar de la ducha a Marikalanbre eta Maritxinparta y después de secarlas, al echar las toallas al cubo de la ropa sucia…me di cuenta de que Maritxinparta me estaba mirando con una cara de asombro y me decía “¿¿¿pero ama… que haces????” . Y en ese justo momento me di cuenta de que en vez de poner las toallas en el cubo de la ropa sucia….LOS TIRÉ A LA TAZA DEL VÁTER!!!

 

El estrés causa perdida de la memoria y la agilidad mental

 

Hola, e visto en muchas ocasiones y estoy seguro de que tu también a personas expertas en un tema y cuando tienen que exponerlo se bloquean, o cuando tienen que vender un producto quedan en cero y no dicen nada, todo esto causado por el estrés.

Si lees este artículo aprenderás unas técnicas para eliminar el estrés que es un causante de la perdida de la memoria y la poca agilidad mental, varios estudios científicos han determinado que las personas felices y con bajos o ningún nivel de estrés  tienen mayor longevidad que las que viven estresadas o no son tan positivas.

El estrés es generado en la mayoría de casos por nosotros mismos, pero contamos con los medios para contrarrestarlo. Las estrategias descritas a continuación te mostraran como reducir el estrés y por lo tanto mejorar tu agilidad mental y tu memoria.

Establece metas realistas

Casi todos en algún momento nos fijamos metas bastante irreales, sólo por el hecho de cumplir en ese momento pero no calculamos los tiempos reales. Decir por ejemplo que vamos a entregar un proyecto en una semana cuando en realidad el tiempo para realizarlo es de 4 meses. Cuando te fijas metas que no puedes cumplir te vas a someter a extrema tensión y por lo general fracasarás. Cuando te propones metas sensatas lograrás tener un mayor control de tu vida y serás capaz de planificar y prepararte tanto física como mentalmente.

Realiza actividades físicas

Muchos estudios han determinado que el realizar ejercicio físico mejora la función de la memoria. Reduce el estrés gracias a la liberación de endorfinas (que es la hormona de nuestro cuerpo que tiene la función de antidepresivo natural).

El ejercicio es un disipador del exceso de energía de nuestro cuerpo causada por la adrenalina, para reducir el estrés es más efectivo reducirlo con una caminata enérgica que sentado tomando un par de cervezas. Haz ejercicios que te gusten y que los disfrutes, muchas personas han incluido en sus rutinas diarias el yoga ya que ayuda a conseguir mayor fuerza, equilibrio y resistencia y además reduce el estrés.

Prepárate con anticipación

En muchos momentos de nuestra vida que tenemos que enfrentarnos a un público, lanzar un producto a la venta, dar un discurso, o pedir la mano de nuestra futura esposa, el estrés y el miedo nos dominan y nuestra memoria y la agilidad mental se esfuman. Mucha gente tiene el temor de olvidar las cosas que debe decir y hacer y se estresan y olvidan todo mucho antes de llegar al momento esperado.

Para esto es mejor prepararse y planificar de antemano toda la situación, cuando estudie y prepare un tema hágalo al 110 %,  para que le quede un 10% de reserva para dejárselo

a la ansiedad y si se equivoca de alguna manera le va a ser más fácil manejar la situación si se ha preparado totalmente. Visite el lugar donde va a dar su charla previamente, esto le dará mayor tranquilidad a su cerebro al estar en un sitio familiar.

Respire profundo y cierre los ojos por unos segundos para dejar el miedo atrás y que su memoria y su agilidad mental fluyan en el momento que se esté enfrentando al público.

Los descansos no son cosa de niños.

Muchos llevamos una vida acelerada y monótona, nos concentramos en nuestras actividades del trabajo y pocas veces dedicamos tiempo a un pequeño descanso, en una hora de trabajo debemos descansar 5 minutos, una caminata corta y un estiramiento es ideal para  que nuestro cerebro se oxigene. En las horas de las comidas, podemos incluir una sesión de yoga, o una camina más larga, o hasta una siesta, esto para recargar la energía física que aumenta los niveles de productividad y baja el estrés.

Relájate totalmente.

Cuando incorporas en tu vida diaria actividades para relajarte, vas a obtener estados de profunda relajación física y mental, es un estado en el que las actividades fisiológicas se reducen, los ritmos respiratorio y cardiaco disminuyen, la tensión arterial se reduce y los músculos se distienden.

Lograrás todo esto al realizar actividades sencillas como estar en la playa, o en un prado, acostarse en una hamaca, o acostarse con un buen libro. El simple hecho de imaginarte que haces estas actividades cuando estás en medio de tu oficina puede ser un efecto reductor del estrés.

Si realizas estas actividades a diario tu estrés disminuirá y tu agilidad mental y tu memoria empezaran a ir en asenso. Estas actividades son parte de un proceso donde se incorporan actividades físicas y mentales pero todas con el fin de aumentar el poder de tu mente.

 

Fuente: Agilidad Mental | Inteligencia Mental

etiketak

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar