0-5Educación

0-5 años. Desarrollo integral del niño: la autonomía, fundamental

 

 

Hoy tenemos la necesidad de hablar de autonomía en los niñ@s…Nuestra pequeña Marikalabre ya suele ir sola al baño, pero ahora, después de ir, es ella misma la que tiene que limpiarse. Hasta hoy, la hemos dejado tranquila, porque es bueno que vaya forjando su autonomía…pero después de haber visto lo que os enseñamos en esta foto…nos hemos llenado de dudas: 

La autonomía no es algo que no tiene ninguna relación con el resto de dimensiones que forman la personalidad del niño, no es algo aparte; precisamente, los niños todo lo viven de forma global, y, por supuesto, así se desarrollan, en globalidad

Según el psicólogo suizo Piaget, hay que diferenciar dos etapas o momentos en el desarrollo del niño: la etapa sensomotora y la preoperatoria.

En la primera etapa, en la sensomotora ( 0-2 años), el niño/a aprende mediante ensayo y error. Aunque el niño/a aprenda, tiene que explorar su entorno, observar, tocar, sentir,… los objetos que ahí encuentra.

En la etapa preoperatoria (2-6 años), en cambio, el niño/a tiende al simbolismo. En este segundo momento o etapa de desarrollo, desarrollará principalmente aspectos como el lenguaje, el pensamiento intuitivo, la autoestima, la sociabilidad … Así mismo, las realidades y viviencias del niño/a suelen ser bastante egocentristas.

Por tanto, y dicho lo anterior, ¿qué lugar ocupa la autonomía en el desarrollo del niño/a?

La autonomía es un proceso que se produce en el desarrollo personal del niño/a: ser capaz de poner distancia o independencia emocional respecto a las personas que más ama. ¡Pero no es sólo eso! La autonomía también está estrechamente relacionada con la seguridad que tiene uno consigo mismo, con la aceptación de las normas, con la capacidad de superar la frustración y con saber aceptar responsabilidades.

En esa vía de desarrollo, como hemos citado al principio, el niño/a vive más de una etapa. Sin embargo, eso no significa que todos los niños/as pasen por dichas etapas del mismo modo y al mismo tiempo. A pesar de que el entorno donde vive el niño influye en él, también tiene una importante incidencia la educación que sus padres le dan.

Por tanto, reconozcamos alto y claramente: en lo que respecta al desarrollo de la autonomía del niño/a, vosotras, las familias sois las impulsoras principales.

 

0-1 AÑOS
– Cuando el niño/a puede mantener su cabeza.
– Cuando el niño/a se mantiene el/ella sentado/a solo/a.
– Cuando el niño/a empieza a desplazarse, bien a cuatro piernas, bien poniendo el trasero en el suelo.. Ese será, probablemente, en cuanto a la autonomía, el descubrimiento más duro que hace el niño/a: porque puede explorar por sí mismo su entorno, porque puede tocar y sentir entre sus manos lo que ve en su entorno…

1-2 AÑOS
– Cuando empieza a andar.
– Cuando es capaz de comer, merendar, cenar… solo.
– Cuando empieza a ponerse una u otra ropa sólo sin ayuda.
– Cuando puede expresar la necesidad de ir al baño…

2-3 AÑOS
– Cuando de día es capaz de controlar el esfinter, cuando se le quitan los pañales, cuando puede orinar y hacer caca en el baño…
– Cuando se le quita el biberón y el niño/as es capaz de beber del vaso.
– Cuando al niño/a se le quita el chupete que tanto quiere y le calma en los malos momentos.
– Cuando es capaz de ponerse y quitarse ropa cómoda.
– Cuando se da cuenta de los peligros de su entorno.
– Cuando es capaz de comer y beber sentado como es debido a las horas de comida.
Cuando él/ella sólo/a se limpia sus manos y su cara…

3-4 AÑOS
– Cuando es capaz de evitar los peligros.
– Cuando es capaz de atarse los botones y ponerso-quitarse los zapatos.
– Cuando puede limpiarse los dientes él/ella sólo/a dándole instrucciones…

4-5 AÑOS
– Cuando puede vestirse y desvestirse él/ella sólo/a
– Cuando en casa puede recoger a la hora de las comidas su plato, su cuchara y su tenedor.
– Cuando asimila la costumbre de limpiarse los dientes, la cara, las manos…
– Cuando puede sonarse la nariz.
– Cuando puede lavarse y bañarse sólo/a.
– A la noche puede despertarse para ir al baño.
– Cuando puede peinarse sólo/a…

5-6 AÑOS
– Cuando en casa es capaz de tomar alguna responsabilidad.
– Cuando es capaz de decidir qué ropa ponerse.
– Cuando en las comidas es capaz de usar el tenedor convenientemente.
– Cuando es capaz de ir a las tiendas cerca de casa y realizar algún encargo.
– Cuando mira si viene algún coche a la hora de cruzar la calle…

Como habréis podido comprobar, vuestros hijos/as son capaces de hacer más cosas de las que creéis. De acuerdo con esto, quisiéramos dejar claro que sería muy perjudicial proteger demasiado a los/las hijos/as. Y también que nosotros hiciéramos aquello que ellos ya son capaces
de hacer por sí solos.

 

POR TANTO, ¿QUÉ PODRÍAIS HACER LOS PADRES PARA AYUDARLES A VUESTROS HIJOS/AS EN EL DESARROLLO DE SU AUTONOMÍA?

– Aprovechar los sucesos, situaciones,… diferentes cotidianas para que aprendan a actuar, a tomar la iniciativa, para que sean protagonistas de aquello que realizan.

– Ante los obstáculos y conflictos que puedan tener, dejarles a ellos/as que les hagan frente.

– Antes de dar una respuesta o una opinión, dejarles pensar a ellos.

– Ayudarles a encontrar soluciones a los problemas que puedan tener.

– Cuando muestran ganas de aprender, estimularles y animarles…

– ¡DEJÉMOSLES PUES, QUE EMPIECEN A VOLAR POCO A POCO!

BEATRIZ EZEIZA
Psikologa. Psikolagun Gabinetea.

Seme-alabak aldizkaria

8. alea / 8º número
2009ko Urria / Octubre 2009

 

etiketak

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar