AlimentaciónSalud

Exceso de sal en los más pequeños de la casa

 

No le damos la suficiente importancia a este tema y hay que saber que la sal viene bien escondida en muchos alimentos que tomamos a diario. Como ya comenté, en el artículo de la sal, no es obligatorio poner en las etiquetas la cantidad de sal añadida al producto y además suele ser sal de la industrial, de la adulterada (más info en ‘La Menospreciada Sal).

Si ya anteriormente comenté el exceso de sal en el adulto hoy quiero hacerlo en el bebé y los más pequeños de la casa ya que hay unos síntomas claros que nos advierten de que hay un consumo excesivo de ella.Pero que también se podrían aplicar para los mayores.

– Exceso de hambre. La presencia de sal sobreestimula el apetito.

– Exceso de gritos o quejas. Si grita a menudo es porque está demasiado contraído, demasiado exceso de sal, mientras que si se queja es porque se ha vuelto demasiado expandido, es decir, exceso de azúcares y demás edulcorantes.

– Movimientos rígidos o falta de flexibilidad.

– Dificultad para gatear o caminar.

– Desarrollo de piernas arqueadas.

– Desarrollo lento: La sal impide el desarrollo y frena el crecimiento.

– Una circulación sanguínea lenta.

– Peso anormal. Si adelgaza mucho puede ser debido a que absorbe demasiada sal. El exceso de sal causa contracción y rigidez en un bebé demasiado delgado, mientras que en el caso opuesto (gordo u obeso), le hace retener agua, grasa y otras sustancias como azúcares.

– Piel seca cuando la piel debe ser blanda y suave.

– Si sus evacuaciones se endurecen y toman color oscuro (más info en ¿Cómo son tus heces?).

– En algunos casos fiebre elevada.

Si tiene alguno de estos síntomas se debe restablecer el equilibrio reduciendo o evitando los alimentos salados y contractivos de la dieta materna: 

carnes, sal comercial, huevos, embutidos, quesos,fiambres, comidas preparadas o fast-food, enlatados (aceitunas, berberechos…), congelados comerciales (les añaden grandes cantidades de sal), bollería industrial (si, muchos son dulces pero llevan gran cantidad de sal), panes industriales, pizzas congeladas o industriales (la del anuncio de la abuelita también está incluída), frutos secos industriales… 

Es la madre la que tiene que regular su ingesta ya que afecta a la calidad de su leche. Y no olvidarnos de los niños alimentados con leche de fórmula, ellos lo tienen más difícil ya que el exceso de sal lo llevan incorporado en esta leches. Tendríamos que empezar a prepararles nosotras misma leches vegetales caseras y más nutritivas como la que nos recomienda Aveline Kushi:

Leche de Cereales Integrales:

Puede darse después de los 8-12 meses como alimento principal. Los ingredientes principales son arroz integral, arroz integral dulce y cebada.

El arroz integral es el principal ingrediente en la leche de cereales ya que se aproxima mucho nutricionalmente a la leche materna. Para simular el sabor dulce de la leche materna y proveer suficiente proteína y grasa para la crianza del niño, puede incluirse un poco más de arroz dulce y cebada.

Se usa cuatro partes de arroz integral de grano corto, tres partes de arroz integral dulce y una parte de cebada. De vez en cuando se puede introducir mijo. No se recomiendan el sarraceno, ni el trigo ni el centeno.

– Remojar los cereales durante la noche o 24 horas si hace mucho frío. Cocinar a olla presión con un trocito de kombu (no la tomaremos, la guardaremos para la próxima vez) y cinco veces el volumen de agua de manantial o mineral. Cocinar entre una hora y una hora y media a fuego lento.

– Otra opción sería remojar los cereales y hervir en 10 veces su volumen de agua y trocito de alga kombu. Cuando hierve cocinar a fuego lento hasta que el líquido se reduzca a la mitad.

La leche de cereal para recién nacido o bebé pequeño : Colocar la mezcla cocida en un lienzo de algodón y pásala para remover el salvado. Se puede luego endulzar con melaza de arroz ecológico, una cucharadita por taza de leche de cereal.

La leche de cereal para un bebé más grande: Se machaca en un mortero o molinillo de mano (intentad no usar batidoras) y se aplasta bien, agregando después la melaza de arroz.
La mezcla puede ser guardada en un tarro de cristal en la nevera y recalentarla antes de volver a usar.

La leche de cereales puede usarse un poco más gruesa como uno de los primeros alimentos blandos después del destete.

Se le puede agregar sésamo tostado y molido (5-10%).

Importante: La leche de cereales no se puede hacer con harinas de cereales ya que producirán mucosidades.

 

Como he comentado anteriormente, un exceso de sal puede inhibir el proceso de crecimiento natural y además puede causar una degeneración en su capacidad mental.

Una vez nuestro bebé empieza a tomar sólidos debemos hacer sus comidas sin sal hasta que pase un año o más de edad y acentuaremos el sabor dulce con cereales más cocinados, con verduras dulzonas y en algunos casos añadiendo una pizca de melaza de arroz ecológica.

Pero también es importante que la madre no sólo regule lo alimentos salados antes mencionados ya que normalmente quien toma estos alimentos también suele incluir en su alimentación alimentos más expansivos como exceso de fruta cruda, líquidos (tés, zumos y bebidas industriales), dulces industriales… para ‘compensar los extremos.

Estos alimentos debilitan mucho y así no ayudaremos a resolver el problema con sólo quitar los alimentos salados. Como veis para encontrar el equilibrio los extremos no nos sirven y tanto los salados como los dulces son las versiones más extremas de los alimentos.

Toda esta información es recogida de una gran mujer conocedora por experiencia propia y es Aveline Kushi, mujer de Michio Kushi, que además nos recomienda este remedio casero relajante:

Un baño caliente por día ayuda a descargar la sal y los minerales tomados en exceso y si su condición parece ser muy tensa e irritable es bueno mantenerlo en un ambiente quieto y con pocas visitas y distracciones, moverlo con movimientos suaves y lentos y asegurarse de que descansa sobre algo blando. Antiguo remedio casero: infusión de hojas y flores de tilo, luego se filtra y se echa en un baño caliente sumergiendo el bebé por un tiempo, a veces el bebé se duerme en el baño.’

madre con gemelos
madre con gemelos

Quería hacer una puntualización con el tema de la leche materna. Todos ya sabemos  que es mucho mejor que la leche de fórmula pero una madre que se alimenta a diario de azúcares, refrescos, lácteos, frutas tropicales y sus zumos, alcohol, medicamentos, especias, bollería industrial, estimulantes como el café o el té, comidas preparadas, embutidos….su leche no será muy nutritiva y el bebé no recibirá los anticuerpos de una leche en condiciones y estará desprotegido teniendo muchas probabilidades de coger fácilmente resfriados, meningitis, amigdalitis, etc.

La madre que da de mamar debería eliminar los alimentos mencionados y cualquier alimento extremo (como los citados en el post) y equilibrar su leche a base de tomar varios días kuzu con umeboshi (más info en Regeneración Intestinal con el Kuzu).

Lo importante es la calidad no la cantidad ya que ya puedes darle toda la leche que quieras pero si tú, Madre, no te alimentas correctamente, tu bebé no estará lo nutrido y sano que tu creías. Sé consciente de ello.

21 febrero, 2012
Salud y Buenos Cuidado Infantil.
Yo Isasi
www.nutricionencasa.com

etiketak

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar