6-11CrianzaEducación

¿Como encauzar un comportamiento inadecuado de un/a niño/a de 9 años?

 

Tengo dos hijos de 5 y 9 años. El de 9 años me da problemas. Me responde mal, no me obedece si no es bajo presión, y a veces el único modo de terminar con su comportamiento inadecuado es darle un bofetón (se que es no es adecuado, así me lo ha dicho el psicólogo de la escuela), pero con el bofetón se para de inmediato, parece que pide eso. Si delante de la gente le digo que no a algo, me alza el dedo y me responde de modo inadecuado. Cuando llegamos a casa se esconde porque sabe que ha actuado mal.

¿qué puedo hacer?

 

 

Con los datos que proporciona, cabría preguntarse si esta conducta de su hijo, ha aparecido recientemente o por el contrario lleva un largo periodo de tiempo actuando de la misma forma, también es importante valorar si ese comportamiento se da sólo con usted o con alguien más, y si los problemas de desafío a la autoridad se dan en casa o en otros ambientes (escuela, casa de amigos, casa de otros familiares, etc).

Si el comportamiento desafiante es reciente quizá ha ocurrido algo en la vida de su hijo que da lugar a ese tipo de respuestas, si es su conducta habitual habría que preguntarse para qué lo hace, es decir, en qué situaciones y qué consecuencias tiene esa conducta. El hecho de que usted le recrimine en público le pone en evidencia y hace que reaccione a la defensiva, y al sentirse atacado, simulapoder hacia usted, con gestos autoritarios. 

Es importante parar y darse cuenta que han llegado a una situación llena de descalificaciones, faltas de respeto y que no conduce a ningún lado. Los bofetones no sirven para nada, al contrario producen humillación y rabia, y él aprenderá a hacer lo mismo.

Es importante que usted cambie sus recursos, hable con él de manera tranquila, establezcan normas, límites y consecuencias al mal comportamiento, las normas deben ser consistentes. Promueva la autoestima del niño y fomente y refuerce todas sus capacidades y habilidades, hagan actividades conjuntas divertidas y placenteras. Si queremos que alguien realice conductas positivas debemos reforzar conductas positivas. Si un niño recibe atención sólo por conductas negativas, las seguirá haciendo, más vale un mínimo de atención que ninguna.

Los padres y madres somos modelos de comportamiento para los hijos, si pegamos y gritamos, es eso lo que enseñamos. 

Revista Seme-alabak
8. alea / 8º número
2009ko Urria / Octubre 2009
L.G.: SS-1023/07

etiketak

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar