AlimentaciónSalud

¿Cómo pasar del puré a la comida en trozos?

 

NUESTRO HIJO/HIJA HA CUMPLIDO UN AÑO. EN ESTE MOMENTO YA ES CAPAZ DE DAR LOS PRIMEROS PASOS, DE DECIR LAS PRIMERAS PALABRAS COMO AMA Y AITA ASÍ COMO DE COGER PEQUEÑOS TROZOS DE COMIDA Y DE DISFRUTAR COMIENDO UN TROZO DE PAN. PERO, ¿CUÁNDO HAY QUE EMPEZAR A OFRECERLE COMIDA ENTERA? ¿NO HAY RIESGO DE QUE SE ATRAGANTE?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que cada niño o niña tiene su ritmo. No debemos obligarle a que realice el cambio de un día para otro. Cualquier cambio se debe de realizar poco a poco y de forma constante.
Otro punto importante son los gustos y las texturas. No es lo mismo, por ejemplo, un puré de vainas o una vaina entera.
Por eso al niño o la niña se le debe dejar tocar más de una vez para que se la lleve a la boca. ¡Dejar que toque la comida y la saboree! Al principio no es la cantidad de comida el objetivo (para eso también hemos preparado el puré de siempre) sino que conozca otros sabores y texturas.

“Al niño o la niña se le debe dejar tocar más de una vez para que se la lleve a la boca. ¡Dejar que toque la comida y la saboree!”

 

¿Cómo se debe hacer?

Para los padres y madres el cómo preparar la comida para que sea más comestible y atractivo para el niño o niña es otro pequeño problema. Lo primero es preparar la comida como siempre, y sentarle a la mesa con nosotros en el desayuno, comida y cena e ir ofreciéndole los alimentos nuevos. Es muy importante el ambiente, tener tiempo y pasarlo bien mientras comes con tu hijo o hija.
La cantidad, otra pelea. En esto también cada niño y niña es un mundo. Hasta los dos años la necesidad de energía es alta, por lo que también la necesidad de alimentos, pero la proporción se divide igual:

  • proteínas 10-12 %,
  • las grasas 30% y
  •  los hidratos de carbono 55-60%.

Leche y sus derivados

 De los doce meses hasta los dos años, la leche materna o cuando no se pueda, la lecha artificial es lo más importante. Si medimos la cantidad, será de aproximadamente 500 ml.

Verduras

Por lo menos el niño o la niña tiene que comer una vez al día cocida, en entero o en puré o cruda en ensalada.

Fruta

Al día se debe tomar 3 ó 4 piezas: en el desayuno (zumo), a media mañana o de postre (en trozo) y en la merienda (en puré y con el tiempo en trozo).

Cereales y tubérculos

Son muy importantes porque aportan hidratos de carbono. La patata es el tubérculo que más se come. Los cereales son arroz, pasta, el pan…

Legumbres

Las legumbres (alubias, lentejas, garbanzos, guisantes…) se deben ir introduciendo en la comida del niño o la niña: tienen proteínas, hidratos de carbono y fibra.

El segundo plato

La carne, el pescado y los huevos deben de ser el segundo plato y dos veces al día. A la semana cuatro, pescado; tres o cuatro, carne y cuatro, huevos. El segundo plato tiene proteínas de calidad y son muy importantes para que se desarrollen los tejidos del cuerpo. Eso sí, la cantidad tiene que ser pequeña, 50-75 gr.

Aceite

El aceite es necesario pero debe ser insaturado; el más recomendado es el aceite de oliva

Agua

Además de la leche el agua es muy importante. En las comidas sólo debe beber agua y es un momento muy bueno para enseñarle a beber del vaso.

¿Y si no quiere comer?

Cuando el niño o la niña no tenga apetito nunca hay que obligarle a comer. Primero habrá que saber la razón de esta falta de hambre. Puede ser que esté cansado/a, enfermo/a o enfadado/a y no es un buen momento para enseñar nada.

Para acabar diría, que lo más importante es, que ¡disfrutes! Compra bien, verduras y frutas buenas, carnes y pescados buenos y diferentes y cocina con tiempo porque ¡para comer a gusto hay que cocinar con gusto!

Cuando el niño o la niña no tenga apetito nunca hay que obligarle a comer. Primero habrá que saber la razón de esta falta de hambre

ORIENTACIÓN PARA PADRES Y MADRES

*1. Del puré que has preparado le ofreces algún trozo de verdura, patata o zanahoria cocida y déjale en su plato antes de ofrecerle en puré.

2. Por ejemplo, si para los adultos hay ensalada para comer pela el tomate y trocéalo, también, la lechuga. El primer día no pongas vinagre y cuando aprenda, si a la ensalada le echáis vinagre, ya probará.

3. Antes de darle el puré de frutas, prepara unos trocitos y ofrécele (seguramente no los comerá , pero es igual).

4. El pescado comen con facilidad. Trocea bien, con los dedos o con el tenedor, comerá a gusto. Si no le gusta, otra posibilidad en hacer albóndigas o hamburguesas con salsa de tomate para que coma más fácil. 

5. El aprender a comer trozos de carne es lo más difícil. Así todo, trocea bien y ofrécele dos trocitos en su plato para que pruebe. Si ves que para él/ella es difícil, haz lo mismo que hemos dicho para el pescado: prepara albóndigas o hamburguesas.

revista gurasoak 
diciembre 2009
número 4

etiketak

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar